Download WordPress Themes, Happy Birthday Wishes
Serpiente Naranja

Nacional Trovoa: Arte mujeres negras

Escrito por Cristina Jazz Jazz

La idea de la Nacional Trovoa nació en Brasil para reflexionar sobre la representación de las mujeres negras, este grupo de mujeres artistas, es para mí un ejemplo de SERPIENTES NARANJAS, analizaron la presencia de mentes y cuerpos en el mundo del arte.  Afirman moverse en la creatividad y la visión estética con determinación de representar la diferenciación partiendo su filosofía ser un grupo con un significado muy profundo sobre ser “Mujeres negras, no blancas”, todas involucradas en la construcción del arte. Estan presentes en Río de Janeiro, São Paulo, Pernambuco, Ceará, Maranhão, Espirito Santo y Pará. Son más de ciento cincuenta artistas y curadoras que luchan por sostener el proceso de visibilización en el mundo del arte.

Ellas vienen de un movimiento que llama la atención sobre la falta de visibilidad, espacio y remuneración para la creatividad y las muestras culturales de las negritudes. El debate creció y presento como propuesta un colectivo para espacio de intercambios posibles, como dice la carta-manifiesto del proyecto: “Somos un grupo de artistas y curadoras que se reunió con la intención de hacer una muestra nacional de artes visuales producidas por mujeres negras y no blancas. Percibimos la necesidad de hablar y mostrar la pluralidad de lenguajes, discursos, investigaciones y medios que nosotras producimos como mujeres racializadas”.

Inicialmente, el grupo Trovoa surgió en 2017 de la unión de cuatro mujeres que exigían para sí el título de artistas visuales, este formalismo el título, aún en muchos casos, hoy está reservado a artistas blancos que se instala arbitrariamente como élite intelectual. En el circuito del arte en general, incluso en espacios que se dicen abiertos, donde valorizan la llamada diversidad, podemos encontrar las limitaciones a la presencia de artistas negras. Podríamos afirmar que no se comprende que el discurso de las artistas no blancas va mucho más allá de la denuncia del racismo corriente.  En la exposición reciente se publica la siguiente determinación: “Denunciamos, sí, toda la violencia que sufrimos por ser quienes somos, y mientras la violencia exista la denunciaremos. Pero somos seres humanos complejos y nuestra subjetividad nos lleva a muchos otros lugares más allá de la violencia. Somos muchas, pensamos de maneras diferentes, creemos en cosas distintas y, como todos los seres humanos, tenemos individualidades que manifestamos de la forma que más nos interesa. No aceptamos migajas de un circuito artístico que no ve nuestra existencia y, cuando lo hace, es a través de la lente distorsionada de la narrativa única, de la investigación única”.

Síguenos en redes:

¿Y tú, qué opinas? Comenta

Close