Download WordPress Themes, Happy Birthday Wishes
Caja de Poemas

Poema: Cartas

Escrito por Cristina Díaz @crisdiaz48

El hombre de la mirada oculta

Desconocido – mutante

Apuesta la vida

Restringe cada una de sus comunicaciones

Hombre de juegos contrapuestos

Lleva tempestades

Conjuga perdidas

Trae una baraja inglesa

Equipaje de traición

Compromisos del alma

Fragmentos de Corazones

Sus tesoros como diamantes

Causan profundos dolores

Lanza una pica

Amante amado… descifrado por el arte

Rasga la literatura

Se atreve a mostrar sus manos

Escritas con rosales

Heridas por explicaciones de espinas

Trascribe su correspondencia

Pétalos hojas naipes

Solo puedo explicártelo

Un jardín de tréboles

Aterrizaje de experiencias

Cincuenta y siguen los números

Nada tiene sentido

Dos palabras, explicaciones o acciones

Distancias con imaginación

Peligros junto a las pérdidas

Sangre y noche

Acercamientos de información

Técnicas tecnología… tiempo

Recursos del siglo XXI

Estímulos con fuerza

Fotografía llena de horizonte

El premio es el color de tus ojos

Rosales sin espinas grafican los naipes

Me preguntas a qué juego?

Respondo con un interrogante

Qué tipología complementa esos documentos?

Te transformas

Te acercas

Reconozco una baraja española

Cuarenta naipes,

Cuarenta y ocho naipes

Cincuenta naipes

Oros, copas, espadas y bastos

Algunos juegos

Sigues apostando

Manillas y comodines

Mutas a baraja bávara

Cartas numeradas

Entre 6 hasta el 12

Hoy después de un café baraja napolitana

La sota está numerada

El caballo te traiciona

El rey siempre te dará el triunfo

Dominio de Aragón

Barajas japonesas (Karuta)

Barajas perdidas en Persia (Ganjifa o Gânjaphâ)

Existen comodines

Unos danzando en los carnavales

Otros ocultos en las oficinas

O en los valles

Cuantos pedazos que se perdieron de mi corazón

Y no los siento

Desaparecen con la sonrisa permanente

Con los labios que vuelven la vitalidad a mi alma


Siempre que el reloj marca una hora de la mañana se sientan a conversar los cafés colombianos en las mesas, llenas de recetas y recorridos de turistas y viajeros, como las distancias y los horizontes, las vidas de Colón, como las rutas de los inmigrantes. Hoy llego aquella hora…


Recordando tus manos

Llevándome tu olor desde mi boca a mi corazón

Y las palabras son buenos abismos

Las palabras que enredan

Las palabras que mienten que envenenan

Llenos de heridas

Cada impresión fue para siempre

Pero efímero como Rock, como alcohol, como el vacío

Tan fuerte como las ciudades capitales

Como las vivencias del tercer mundo

Tan negativo como la globalización

Como la perdida de la fe

Quizás no sabrás que este escrito tiene inspiración

Nunca me dejaste, no es abandono

Es ausencia de horizontes

Es que no existe fin

Porque nunca quisiste iniciar nada

Y yo no quise sufrir

Sigo con la sangre en mi cabeza.

¿Y tú, qué opinas? Comenta

Ver también

Close
Close