Download WordPress Themes, Happy Birthday Wishes
Así opinan

Somos seres humanos… Punto

Escrito por Luisa Alario

A propósito de la celebración de la marcha del orgullo gay en distintos puntos de este planeta, me llama cada vez más la atención que los seres humanos nos seguimos fragmentado en distintos grupos sociales dejando de lado lo verdaderamente importante.

No quiero decir que pertenecer a X o Y comunidad no valga la pena, es clarisimo que los individuos nos asociamos a grupos o colectividades con las que tenemos cosas a fines, con las que compartimos ideales, eso está bien, porque no podemos hacer como ‘Vicente y agarrar pa donde va toda la gente’. Son estas diferencias las que como personas nos hacen especiales pero creo que con el pasar de los años las generaciones nos hemos olvidado que a pesar de esto somos parte fundamental de un mismo todo.

Afrodesendientes, asiáticos, blancos, feministas, LGTBI, cristianos, ateos, etc, cada día aparecen nuevos grupos que siguen fragmentandonos como sociedad, cada uno de estos cree tener la razón, su verdad es absoluta, pelean solo por lo que les compete y vuelvo y repito no es malo, pero el grupo más grande, el de los seres humanos al cual pertenecemos todos ese no tiene dolientes.

Quisiera ver marchas a nivel mundial como la de los otros grupos defendiendo nuestros derechos, quisiera ver plantones frente los entes gubernamentales de cada rincón del planeta exigiendo salud y educación no siempre a los mismos que años tras años lo hacen. Quisiera ver a todo el mundo indignado por las miles de muertes de niños en Siria o por la desnutrición en países africanos, pero como eso es al otro lado del mundo o no tiene que ver con penes y vaginas no nos concierne porque eso no es po lo que yo peleo.

Somos una generación de indolentes selectivos, las feministas piden que las dejen abortar pero les importa un rábano los asesinatos de Ciudad Juárez en México, las prostitutas holandesas exigen su derecho al trabajo pero les importa un rabo la trata de blancas, los religiosos hablan de amor al prójimo pero callan los abusos cometidos por sus líderes espirituales y ridiculizan a las víctimas y así la lista continúa.

Somos seres humanos señores, nacimos con los mismos derechos, con los mismos deberes eso no se puede olvidar, si como el gran grupo que somos hiciéramos valer esto, estoy segura que nadie tendría que esconderse para amar a otro, tu sexo, credo o raza sería lo de menos porque verías al otro igual a ti.

De pronto estoy equivocada o a lo mejor no, solo espero que al menos uno de los que lea este es rito entienda el punto y se de cuenta que todos somos lo mismo y estamos aquí para morirnos felices.

Síguenos en redes:

Comentario

¿Y tú, qué opinas? Comenta

Close