Download WordPress Themes, Happy Birthday Wishes
Así opinan

Cuando el instinto le gana a la razón

Escrito por Enrique De Luque Palencia @luquepal

Isidoro Eloy, escritor chileno, en su libro La Mujer, en el cual realiza una recopilación de versículos, proverbios, dichos, en donde vincula a la biblia, el Corán, a los chinos, árabes, panameños, filósofos, en fin,  todo un compendio mundial de postulados sobre la mujer, inicia en su portada con esta frase: “si la mujer fuese buena, Dios tuviera una”, para continuar con una cantidad de paradigmas por ese estilo, afirma en el documento, que un dramaturgo inglés dijo: “que la mujer cuando muera, su esposo debe escribirle en su tumba este epitafio: Mientras tu reposas yo descanso”. Podrán ustedes imaginarse el resto de improperios e injusticias a los que han sometido a la mujer a través de la historia. Concluye entonces el autor con esto: “El hombre es el único animal que le hace daño a su pareja”.

Mucho se ha escrito sobre las diferencias entre los animales y el hombre, siempre está presente el instinto y la razón, se habla entonces de las emociones y sentimientos; se divide el cerebro en hemisferios, derecho e izquierdo, el lógico matemático y el impulsivo racional, pero esto no se trata de una catedra de la conformación del cerebro, eso se lo vamos a dejar, a los científicos, a los especialistas, que analizan el comportamiento y componentes de ese órgano causante de las tomas de decisiones, sino, en este caso en particular, de cuando el instinto le gana a la razón.

El amor, definido como un sentimiento afectivo hacia otro ser viviente; aplicado cuando se conjuga el verbo amar, el cual medimos, entre otras cosas, por la fidelidad y la lealtad sumado claro a muchos más valores  como el respeto, la honestidad, la solidaridad, entre otros, pero nos quedaremos por ahora con los dos primeros: fidelidad y lealtad, para poder realizar este planteamiento y dejar abierta la discusión

Entendida la infidelidad como una traición corporal y la deslealtad como una traición al sentimiento y sabemos que actuamos muchas veces más en función del cuerpo, de lo material, que de manera racional y espiritual, cuando aflora el deseo identificado como instinto y, en este caso, definido como animal, qué pasaría con usted si su pareja le confianza que pudo más la atracción corporal y su instinto dominó a su razón, le nublo la vista, le apago el cerebro y se dejó arrastra por una noche de placer y cuando seso la horrible noche, con los primeros rayos de luz llego la razón y el sentimiento afloró claramente como la aurora, para permitirle ver que es a usted a quien ama, que eres la dueña o dueño  de sus sentimientos ¿lo entenderías? ¿lo perdonarías?

En este mes de octubre los candidatos darían todo para que los electores decidieran más por emociones, que por razones. De ser lo contario, mucho serían los traicionados.  Estas son las incógnitas que tiene la vida.

Síguenos en redes:

¿Y tú, qué opinas? Comenta

Close